ANSA

Promovendo a justiça e a solidaridade no Araguaia

Como una carta de Casaldáliga cambió la Amazonía

sábado, Julho 13, 2019

El día de su consagración como Obispo, en 1971, Pedro Casaldáliga publicó lo que sería la primera denuncia mundial sobre la situación de la Amazonía.

La carta pastoral "Uma Igreja na Amazonia em conflito como o latifundio e a marginalização social" es un documento histórico que marca un antes y un después en la defensa de los pueblos indígenas, del medio ambiente, de la situación de la mujer y en la lucha contra la pobreza y la marginalización. Es la primera vez que un Obispo se posiciona tan abiertamente en la Amazonía.

Como decía Beta Campurbí en El Periódico, "en aquellos años, las tierras del Mato Grosso estaban dominadas por superposiciones de títulos de propiedad, en herencia principalmente, de la Ley de Tierras de 1850 que repartió ilegítimamente territorios ancestrales indígenas creando inmensas propiedades agrarias de hasta 7.000 kilómetros cuadrados. Eran tierras de pistolerismo, de desamparo jurídico e institucional "[1], donde la violencia era el método con el que se arreglaban los conflictos. Casaldáliga enterró a muchos campesinos, sin-tierra e indígenas en aquellos tiempos.

A lo largo de 30 páginas de Carta Pastoral, el Obispo Pedro analiza rigurosamente la situación de esclavitud y violencia en que vivían los pueblos y comunidades de la Amazonía, denunciando los problemas ambientales que, ya entonces, se empezaban a percibir y, claro, el genocidio de los Pueblos Indígenas que los terratenientes estaban llevando a cabo con el beneplácito del Gobierno militar brasileño.

Como diría en su Carta, citando al profesor Hélio de Souza Reis: "Indiferentes a todo, [los campesinos] tratan de ganarse el pan de cada día, pues para ellos sólo existen dos derechos: el de nacer y el de morir "

Un grito de libertad

Cuando aún casi nadie hablaba de la causa indígena; cuando la preocupación por el Medio Ambiente no estaba en la pauta de ninguna discusión; y cuando la pobreza extrema de los peones, a menudo esclavizados, era un asunto lejos de cualquier foco mediático o eclesiástico, la Carta Pastoral de 1971, se convierte en un documento que sacude Brasil y que internacionaliza y pone luz sobre la cruel situación económica, social y ambiental de la Amazonia.

El documento tuvo que ser impreso en la clandestinidad, fuera de la región del Araguaia, por la fiel colaboradora de Pedro, la hermana Irene Franceschini: "Aquella mujer que, en plena dictadura, llevó en una caja, envuelta con un pañuelo, la primera carta pastoral de Pedro Casaldáliga en un avión militar!. Cuando le preguntaron qué llevaba, ella respondió "medicamentos, alguna ropa, cosas sin importancia ... si quiere puede abrir ..." !!!! [2]

La Carta del obispo Pere tuvo eco en la mayoría de periódicos y publicaciones de todas partes de Brasil y desencadenó una revolución en plena represión militar, cuando los intereses económicos afines al régimen se estaban repartiendo el Centro Oeste del país a costa de los pueblos indígenas, de los peones y del medio ambiente. Como afirma el gran sociólogo José de Souza Martins (1995), "o documento é um dos mais importantes na historia social do Brasil".

Os dejamos la carta íntegra, en portugués, tal como fue escrita, en la web amiga koinonia: AQUI.

Back To List

Deixe um comentário

Newsletter

Assine para receber notícias do blog